Frijoles refritos sin grasa

Frijoles refritos sin grasa

Los frijoles refritos son una deliciosa tentación a la que no podemos resistirnos. Desafortunadamente, por la variedad de ingredientes que empleamos en su preparación no resulta ser una comida muy sana que digamos. Es por ello, que traemos para ti una versión saludable para que disfrutes del buen sabor de los frijoles refritos sin grasa.

Ideal para personas que sufren de colesterol alto o enfermedades cardíacas. Es fácil de preparar y además nos deleitará con su fascinante sabor, disfrútala.

Ingredientes

  • 250 gramos de frijoles negros cocidos
  • ½ cebolla blanca.
  • 4 dientes de ajo pelados.
  • ½ cucharadita de comino molido.
  • ½ cucharadita de ajo en polvo.
  • Sal al gusto.
  • 1 cucharadita de orégano molido.

Preparación de los frijoles refritos sin grasa

  1. Limpiamos y lavamos los frijoles para retirarle las impurezas y colocamos a remojar en suficiente agua por 2 horas.
  2. Posteriormente cambiamos el agua y llevamos a cocinar por 1 hora y media con media cebolla y 4 dientes de ajo, si es necesario durante el proceso añade más agua.
  3. Cuando se hayan ablandado lo suficiente, retiramos del fuego y dejamos reposar.
  4. Luego separamos 2 tazas de granos, una taza del caldo y licuamos poco a poco junto con la cebolla y los ajos hasta obtener una mezcla suave.
  5. En un sartén antiadherente agregamos la mezcla anterior, le añadimos comino, orégano, ajo en polvo, sal al gusto y removemos para integrar todos los sabores evitando que se nos peguen.
  6. Cocinamos por 5 minutos después que hierve o hasta conseguir la textura deseada y retiramos del fuego.
  7. Ya solo nos queda disfrutar de estos fáciles y prácticos frijoles refritos sin grasa.

¿Qué más debes saber? 

  1. Si dispones de suficiente tiempo puedes dejarlos desde la noche anterior de esta forma la duración de la  cocción se acortará.
  2. Puedes poner a ablandar los frijoles en olla express de 25 a 30 minutos después de comenzar pitar.
  3. Para saber que los frijoles están blandos puedes tomar un grano y aplastarlos suavemente entre tus dedos o con ayuda de un tenedor, si éste cede fácilmente entonces estará listo.
  4. Puedes también aplastar los granos con un implemento para puré o un tenedor, todo dependerá de tus gustos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies para mejorar la navegacion